Si cuidamos y protegemos nuestra piel lograremos mantenerla sana y con un buen aspecto. Sin embargo, no todas las pieles son iguales, por eso cada tipo requiere una atención y un cuidado específico. 

En este artículo conocerás tu tipo de piel, entendiendo mejor las situaciones que ocasionan las irritaciones, los brotes, las manchas, la resequedad, entre otros factores, pudiendo así, elegir los cuidados y los productos adecuados para ti.

Tipos de piel

Esta piel es elástica y suave, con poros pequeños y tono rosado, con buena circulación sanguínea, con aspecto limpio, sin imperfecciones y sin brillo.

La piel normal es probablemente la más fácil de cuidar, ya que no necesita atenciones especiales. Pero no hay que descuidarla, porque requiere hidratación y protección, para que con los años, no se vuelva una piel seca por factores externos como la exposición solar o el envejecimiento natural.

La piel seca produce sensación de tirantez y rigidez, puede descamar y tienen un aspecto apagado, blanco, y un tacto áspero. En ocasiones parece más envejecida de lo que realmente es, está más susceptible a cambios climáticos y a presentar reacciones adversas a sustancias con las que se pone en contacto, por ejemplo: sustancias químicas incluyendo cremas y jabones.

Esta piel a diferencia de la normal, produce menos sebo, sustancia lipídica cuya función es "lubricar" y proteger la superficie de la piel; siendo esta carencia, uno de los factores por los cuales su cuidado debe ser mayor.

Su apariencia es engrosada y pálida, brillante, con poros de gran tamaño y los vasos sanguíneos pueden no ser visibles. La piel grasa, a diferencia de la seca, tiende a producir más sebo del necesario, generando aparición de acné (barros y espinillas).

Este tipo suele ser más resistente gracias al exceso de grasa, que actúa como una protección eficaz frente a los agentes externos, y como un factor que evita la aparición temprana de arrugas. 

Se denomina así porque es la combinación de dos tipos de piel: normal y grasa.

La piel mixta presenta un aspecto brillante y tiende a desarrollar pequeñas impurezas, sobre todo en la llamada zona T (frente, nariz y barbilla), mientras que en el resto de la cara, suele ser normal- seca.

Este tipo de piel requiere de mayor cuidado debido a la mezcla de sus características.

Es aquella piel que no tolera casi ninguna sustancia que se le aplique, ni los cambios en la temperatura, la humedad y la luz solar o de otras fuentes luminosas; ya que reacciona con enrojecimiento, ardor, tirantez, resequedad y descamación; obligando a las personas, a evitar el uso de tópicos por temor a estas consecuencias.

Su cuidado debe estar a cargo del dermatólogo, quien formulará sustancias especiales que la hidraten y protejan de los efectos nocivos de los factores externos.

Es una piel con menos elasticidad, falta de hidratación y con líneas de expresión, arrugas o manchas de tonalidad oscura que surgen con la edad.

La hiperpigmentación es el oscurecimiento de la piel, por áreas, causada principalmente por la exposición al sol de manera inadecuada.

Su cuidado debe hacerlo el dermatólogo ya que un mal manejo de ella puede traer consecuencias aún más graves.

Ahora que ya conoces tu tipo de piel, podrás cuidarla y utilizar los productos que más se acomodan a tus necesidades.

Recuerda que en Piel Farmacéutica te facilitamos a través de nuestro comercio electrónico (www.pielfarmaceutica.com), una búsqueda más rápida y sencilla por nuestro catálogo, clasificando el tipo de piel y ofreciéndote muchas opciones que se acomodan a tus características y requerimientos.

También te interesará

El sol puede generar más daños en la piel con acné de lo que te imaginas

El sol puede generar más daños en la piel con acné de lo que te imaginas

Las pieles acnéicas son un tema frecuente en las consultas de los dermatólogos; sin embargo, es una patología con un alto índice de curación si se trata de la forma correcta. Leer mas
¿Cómo la contaminación ambiental afecta la piel?

¿Cómo la contaminación ambiental afecta la piel?

Los niveles de contaminación cada día aumentan más, es por eso que en este artículo explicamos cómo este problema afecta nuestra piel y qué cuidados debemos tener. Leer mas

Compartir esta publicacion

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento.
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar.