Dra. Norma González Tobón

Médica general y cirujana - Universidad Pontificia Bolivariana UPB

Dermatóloga - Universidad Pontificia Bolivariana UPB

Especialista en dermatología estética
La piel grasa se caracteriza por un exceso de sebo que se traduce en un aspecto brillante, con los poros de la piel dilatados, en ocasiones pueden presentar lesiones inflamatorias, tipo acné, espinillas y puntos negros.

Este tipo de piel tiene un importante componente genético y suele darse con más frecuencia durante la adolescencia, por el aumento de la actividad de las glándulas sebáceas por estímulo hormonal.

A su vez, también hay hábitos que favorecen el exceso de sebo en la piel, como el lavado más de tres veces al día, exfoliaciones diarias, uso de aparatos electrónicos para la limpieza y cosméticos no apropiados para piel grasa.

En algunas personas, puede asociarse a piel sensible, a piel gruesa y en ocasiones con enrojecimiento y descamativa.

Durante este artículo, te brindaremos algunos consejos y medidas cosméticas que debes tener en cuenta para cuidar tu piel grasa.

En una piel grasa es fundamental el hábito de la limpieza, ya que de esta manera se impide la acumulación de sebo.

La limpieza facial de una piel grasa se basa en el empleo de cosméticos con bajo porcentaje de grasa. Hay que tener en cuenta que algunos lípidos son comedogénicos o sea, que pueden aumentar la probabilidad de la aparición de acné.

El lavado ideal debe ser en la mañana y en la noche y no exceder la limpieza con papel, toallas o astringentes. 

Tonificar

Los tónicos indicados para pieles grasas suelen llevar en su composición sustancias absorbentes de los lípidos cutáneos, importante que no contengan vehículos con alcohol porque pueden irritar, resecar, enrojecer la piel y en ocasiones hasta aumentar la producción de sebo. 

Es muy importante la hidratación de las pieles grasas o acnéicas, ya que muchas personas tienen el concepto erróneo de que las pieles grasas no necesitan hidratación. Una piel hidratada no significa una piel grasa. 

Debe utilizarse hidratantes especiales para pieles grasas y con tendencia a acné las cuales deben ser recomendadas por un dermatólogo o personal idóneo capacitado y debe ser específico de acuerdo a las características de la piel de cada persona.

No se debe olvidar que el protector solar debe ser de uso diario incluso si nos quedamos en casa.

Estos deben tener una textura ligera, matificante y de acabado transparente. Tiene que ser no comedogénico, para que no produzca acné.

En este tipo de pieles no se debe exagerar en la exfoliación de la cara, ya que si abusamos de esta, puede ocasionar acné, si ya hay acné lo puede empeorar y aumentar la producción de sebo.

Se recomienda máximo una a dos veces por semana. 

Sugerimos 4 tips importantes a la hora de cuidar y proteger tu piel grasa: 

  • Lavar la cara con un jabón especial para piel grasa que no sea abrasivo ya que irritan la piel y producen rojeces, descamación y hasta acné.  
  • Elige productos no comedogénicos, o sea, productos que no produzcan acné.
  • Aunque no sientas que tu piel se reseca, recuerda siempre hidratarla a diario con el producto adecuado de acuerdo a tu tipo de piel. Usa protector solar diario especial para piel grasa.  
  • Si te maquillas, elige un maquillaje a base de agua y no de aceite.

Esperamos que esta información sea útil  para ti y para el cuidado de tu piel grasa.

Si deseas conocer productos y tratamientos adecuados para cuidar tu piel, ingresa a nuestro comercio electrónico: www.pielfarmaceutica.com y en tipos de piel grasa encontrarás lo que necesitas. Además puedes acudir a nuestro punto de venta de Piel Farmacéutica Especializada para brindarte la mejor asesoría.